Pautas para disfrutar la navidad para pacientes impacientes

Las fiestas navideñas son muy esperadas por la mayoría ya que es un momento para reunirnos en familia y compartir, para encontrarnos con amigos que no vemos muy seguido, para perdonar y pedir perdón, etc.
Sin embargo, estas fiestas pueden llegar a ser también muy estresantes si no sabemos organizarnos bien y controlar la situación. Como saben, el estrés es un factor importante para que empeoremos nuestra enfermedad.
Es muy común generar estrés debido a la compra de regalos y generar angustia por el dinero que vamos a gastar en cada obsequio. A veces nos creemos Papá Noél y queremos regalar a todo el mundo, sin embargo, si tu situación económica no lo permite, no te angusties ni te estréses. Puedes optar por hacer los regalos tú mismo (si te gustan las manualidades o repostería), lo cual tendrá un significado especial para quien lo reciba, o jugar al “familiar secreto”. Este último lo he venido haciendo varias navidades con mi familia y funciona muy bien ya que en lugar de regalar a 15 personas, hacemos un sorteo semanas antes y a cada familiar le toca una persona.
No te olvides que el significado de la navidad no son los regalos, sino en disfrutar los momentos junto a personas especiales para ti, sea familia o amigos.
Al comprar tus regalos, es importante que seas organizado y hagas tus compras con anticipación para evitar largas colas en las cajas, tráfico en horas punta, y sobre todo ESTRÉS.
FullSizeRender-23-12-17-10-51

Navidad 2013 con mi esposo Fito

Por otro lado, las personas que padecemos psoriasis tendemos a la depresión, debido al impacto que genera la psoriasis en nuestra vida. En estas fechas navideñas es cuando más se puede presentar, puede que tengamos síntomas como estar bajos de ánimo, falta de energía, desinterés por hacer las cosas, irritabilidad y ansiedad.
Una de las causas más comunes puede ser la pérdida de un familiar y es que en éstas fechas es cuando más notamos su ausencia, sin embargo es normal tener duelo los primeros años, pero cuando esto se extiende mucho años más de la cuenta, se debe considerar buscar ayuda profesional porque puede que no sepamos cómo superar el duelo. En mi caso, las primeras navidades sin mi papá fueron tristes. Actualmente, durante estas fechas, lo sigo recordando con mucho cariño pero decidí disfrutar y valorar la compañía de mi familia que está físicamente presente.
Otro motivo que puede causar depresión son las peleas que hayan ocasionado que te distancies de personas que eran especiales para ti, pues esto genera tristeza y sentimientos de culpa. A veces a uno le cuesta pedir perdón o perdonar. Evalúalo, a veces es cuestión de olvidar rencores y si tú puedes ponerle solución, da ese primer paso.
Muchas veces los medios de comunicación nos hacen creer que en estas fiestas navideñas todos deben ser felices, pero en la realidad esto no siempre es así. Decide pasar estas fiestas cómo quieras y con quien quieras, no siempre debes seguir los rituales que indica la sociedad, a veces los cambios hacen bien 😉
Otro punto muy importante si eres paciente de psoriasis es no abusar del alcohol durante estas celebraciones. Ya sabemos lo mal que nos cae si nos excedemos, así que todo con moderación.
Este último punto que comentaré hace que crezca mucho como persona y no solo haciéndolo durante estas fiestas: Da algo de ti en Navidad. Además de ayudar a los que más lo necesitan, te ayudas tú también. Siempre encontrarás personas cerca a tu casa que no tengan que comer en estas fiestas o la pasen solos en navidad, comparte con ellas o invítalas una parte de tu cena navideña. Verás que la sonrisa o el abrazo que recibes a cambio, no tienen precio y tu corazón quedará llenito de amor 😉
Con esto no quiero incentivar a que seas solidario solo por fiestas, pero es una buena razón para empezar a hacerlo 🙂
Para terminar, no dejes que la psoriasis limite tus ganas de disfrutar estas fiestas navideñas. Toma tú el control, no permitas que ella controle tu vida.
Anuncios

Mi vida sin psoriasis (por unos meses)

¡¡Hola!! He estado un poco desaparecida durante estos meses, pues estoy intentando dejar listas varias cosas de mi negocio, de la asociación y varios pendientes para tratar de dedicarle el mayor tiempo posible a mi bebé.
Como les comenté anteriormente, durante mi embarazo mi #psoriasis mejoró muchísimo. He estado varios meses, 8 para ser exactos (desde Noviembre a Julio), sin lesiones fuertes, hasta casi se me olvidó que tenía la enfermedad.
Pero hace un mes regresó de nuevo 😦 😦 😦
Principalmente en el cuero cabelludo y en la espalda.
foto cabeza

Psoriasis en cuero cabelludo y embarazo (agosto 2017)

A lo largo de los 18 años que la tengo, he aprendido que mi #psoriasis es sensible y se adapta a la situación de mi estado de ánimo. Si estoy ansiosa, nerviosa, estresada, angustiada incrementa de inmediato; si estoy feliz y tranquila, mi #psoriasis se reduce y quedo limpia casi en su totalidad.
Acepto que al estar a poco tiempo de la llegada de mi bebé, a veces me entra un poco de ansiedad, de nervios pero a la vez me llena de emoción y felicidad ésta nueva etapa que empezaré a vivir. Me siento muy responsable de que esa personita indefensa dependa totalmente de mí, aunque sé que no estoy sola, es inevitable sentirme así.
Con el tiempo, he aprendido a tomarme las cosas con calma, a respirar, dar importancia a lo que realmente lo tiene. He aprendido a dejar de preocuparme y a ocuparme de las cosas.
No es fácil, sigo en el proceso de aprendizaje, pero sí se puede.
La #psoriasis se relaciona con aspectos emocionales, por eso es muy importante contar con ayuda profesional de psicólogos y/o psiquiatras para aprender a manejar la ansiedad y estrés y que esto no incremente la enfermedad. A veces uno no puede solo, y no hay que tener vergüenza de buscar ayuda.
¿Qué sentí durante el tiempo que tuve lesiones mínimas de psoriasis?
Fue agradable mientras duró (me olvidé que tenía la enfermedad), pues andaba despreocupada, sin estresarme para que no se note, sin picazón ni heridas… la verdad no la extrañé.
Me sentí libre, diferente, que faltaba algo en mi vida pero a la vez me sentí muy bien.
A veces comparo la #psoriasis con una relación tóxica de amor-odio:
– Peleas mucho con ella y sabes que no habrá reconciliación (se vuelve un círculo vicioso de peleas sin solución).
– La odias, la alejas de ti, le das un ultimátum para que no vuelva pero siempre está rondando, buscándote.
– Es infiel: se va por un tiempo, te engaña y luego regresa.
– Ella piensa que le perteneces y hará de todo para que limites tu vida en base a ella.
– Ella piensa que no eres capaz de vivir sin ella.
– Hace que pierdas tu dignidad, que no vales nada y te hace sentir que a veces quieres desaparecer.
– Después de tantos años de convivencia, te acostumbras y hasta dices “es lo que me tocó”, resignándote.
– Te da miedo que se vaya, pues no te imaginas qué sería de ti sin ella.
– Siempre hace notar que es tu dueña, se presenta ante los demás, imponiéndose.
– A pesar de todo lo que te haga, sabe que la vas a perdonar y seguirás con ella.
La diferencia es que uno puede decidir dejar de vivir en una relación tóxica y alejarla para siempre de tu vida. Empezar de nuevo y no volver a equivocarte.
Pero con la #psoriasis no pasa eso, pues por más que quieres, no te va a dejar…pero lo que sí puedes es controlar tú la situación y no permitirle que haga con tu vida lo que ella quiera.
_DSC2370[1].jpg

Disfrutando mi embarazo. Foto gracias a @FrancescaBernettiRetratista

He aprendido a convivir con la psoriasis muchos años, he aprendido a controlarla y a que no limite mi vida… así que a seguir para adelante y a disfrutar los últimos días de embarazo.
No sé cómo se vaya a manifestar mi #psoriasis con la lactancia y en el post parto, pero prefiero no pensar en eso y disfrutar de mi nueva etapa de mamá 🙂