Siempre seremos 5

Un día como hoy hace 10 años…
Eran las 7:00 am y me despertó una llamada, era mi tío diciéndome que me aliste y también a mis dos hermanas menores, ya que pasaba por nosotros en unos minutos.
Me levanté de la cama de un brinco, las desperté sin alarmar y las 3 nos alistamos rápidamente. No hablábamos entre nosotros, pues pienso que de alguna manera ya sabíamos que nos esperaba.
Llegamos a la clínica en unos cuantos minutos, entramos al cuarto esperando lo peor. Estaba mi mamá junto a mi tía (hermana de mi papá) y mi papá descansaba en la cama con muchos aparatos alrededor.
Nos quedamos solas las 4 (mi mamá, mis 2 hermanas y yo) juntas a mi papá, tocándole sus manitos, diciéndole palabras bonitas al oído y nos dimos cuenta que escuchaba porque empezó a derramar algunas lágrimas pero sin hablar ni reaccionar.
Estuvimos más de media hora juntos, los 5, como habíamos estado 15 años desde que nació mi hermana menor. No fue suficiente ese tiempo para despedirnos. Creo que nunca es suficiente el tiempo para las despedidas.
Un día como hoy hace 10 años el cáncer se llevó a mi papá. Fueron algunos meses de sufrimiento no sólo para él, sino para toda mi familia. Con idas y vueltas a la clínica y hospital, con mil resultados por hacer pero con mucho amor familiar.
Como dicen, no hay mal que por bien no venga, pues creo que con eso aprendimos muchas lecciones y crecimos, nos unimos más las 4 y recibimos muchas muestras de cariño de amigos y familiares.
con papá2

Con papá durmiendo

Ahora la familia sigue creciendo, estoy segura que mi papá desde donde esté es parte de nuestros logros, de los eventos importantes para nuestras vidas como mi matrimonio, el nacimiento de mis dos sobrinas y lo será pronto en el nacimiento de mi bebé.
Es imposible evitar imaginar que está presente en cada momento importante, disfrutando y celebrando con nosotras.
Personas importantes para nosotros se van de este mundo, pero llegan otras, no para reemplazarlas, sino para llenar de a pocos ese vacío, para tener un abrazo cuando más lo necesitas, escuchar palabras de aliento, celebrar tus momentos importantes y hacerte notar que no estás sola. A Fito (mi esposo) lo conocí unos años después de la muerte de mi papá. A veces imagino cómo hubiera sido si se conocieran, fantaseo que hablan de fútbol o que mi papá le toma el pelo y Fito no sabe como responder jajaja. Estoy segura que mi papá está muy contento por el hombre que ahora me acompaña y me acompañará por mucho tiempo más.
Doy gracias a la vida por el tiempo que disfruté de mi papá, hay recuerdos que nunca se van a olvidar, hay personas que siempre serán parte de ti.
Siempre seremos 5.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s