Viviendo en mi cabeza

Hubo un tiempo en el que tenía una #psoriasis muy severa en el cuero cabelludo. Felizmente tengo bastante cabello  ondulado, ocultando las placas, solo yo sabía que las tenía por la incomodidad que…

Origen: Viviendo en mi cabeza

Anuncios

Viviendo en mi cabeza

Hubo un tiempo en el que tenía una #psoriasis muy severa en el cuero cabelludo. Felizmente tengo bastante cabello  ondulado, ocultando las placas, solo yo sabía que las tenía por la incomodidad que producían con la picazón y el ardor de las heridas.
En mi ignorancia y por la desesperación que sentía por curarlas, se me ocurrió echarme limón. Esta era mi rutina: Me lavaba el cabello con un shampoo medicado que me dejaba el cabello súper tieso y nada sedoso. Luego me echaba una loción que producía ardor por las heridas expuestas que tenía. Esta loción hacía que las placas puedan retirarse con facilidad porque era un poco aceitosa. Las iba retirando poco a poco con mis uñas, mientras había algunos restos de placas que se quedaban en mi cabello mojado y era más difícil sacarlas. Frotaba el limón por mi cuero cabelludo mientras sentía ardor y dolor. Salían más escamas, las retiraba y luego volvía a lavarme el cabello.
No sé de dónde salió la idea de echarme limón, creo que lo leí en algún lado. La verdad es que no me curó nunca y hasta ahora tengo una #psoriasis severa en el cuero cabelludo.
Ha disminuido un montón desde que estoy usando un shampoo sin detergente y que deja mi cabello con buen olor y sedoso.
Lo más fastidioso además del picor y el dolor que produce, son las placas. Son escamas blancas, gruesas, algunas grandes y otras más pequeñas. Todo mi cuero cabelludo está así hasta por detrás de mis orejas y un poco en la nuca.
cabeza

La #psoriasis en mi cuero cabelludo no se ve a simple vista porque tengo bastante cabello ondulado.

Otro problema es que dejo placas por donde vaya.
Dejo placas en mi almohada y siempre debo sacudir toda la cama porque pienso que esto puede traer incomodidad a Fito (mi esposo). También suelo dejar placas en mi silla negra del trabajo por lo que siempre debo sacudir mientras me muero de vergüenza de que alguien lo note. Antes cuando vivía con mis hermanas, me relajaba rascarme la cabeza mientras me sacaba las placas viendo televisión o mientras estudiaba. Mi hermana siempre renegaba porque ensuciaba mientras lo hacía y pienso que le daba un poco de asco. Pero siempre limpiaba mis restos de #psoriasis que se esparcían por toda mi casa.
A veces mientras leo el periódico o un libro, me rasco la cabeza y ¡plop! caen placas encima de mi material de lectura.
Al usar ropa oscura se nota más porque cae en los hombros y parece caspa. Muchas veces no me doy cuenta y mi esposo se acerca a mí y amorosamente me sacude los hombros sin decirme nada, mientras yo me ruborizo y lo ayudo a limpiarme.
Creo que este fastidio es muy común en todas las personas que padecen #psoriasis en el cuero cabelludo. Sólo los pacientes saben lo difícil que es vivir así aunque suene ridículo y nada grave. Pues no, de esto no me voy a morir y no lo voy a comparar con otras enfermedades porque no viene al caso.  Aprendo cada día a vivir con esta condición de manera optimista, actitud positiva y mucho ánimo. 🙂